Ahorra dinero viviendo más sano

Desde Online Crédito España nos gusta ayudar a nuestros lectores y usuarios a tener un buen comportamiento financiero. Aunque los créditos rápidos suelen tener mala fama, nosotros creemos que no hay instrumentos malos, sino mal uso de ellos. Entre otras razones, por eso mantenemos este blog y hoy, nos ha parecido interesante matar dos pájaros de un tiro: salud y ahorro.

Además, si disfrutas de una buena salud, también ahorrarás en medicinas y consultas, que cuando no se incluyen en los servicios de la seguridad social, no resultan nada baratos. Así que vamos a ello.

1 Comer saludable

Comer saludable es muchísimo más barato que comer comida preparada. Esta última suele tener conservantes y demasiada sal, mientras que si concinas tu mismo podrás regular la cantidad de sal y no habrá conservantes.

Además, si reduces el consumo de carne roja y optar por una mayor cantidad de verdura, verás que el precio de tu ticket de la compra se reduce y tu salud lo agradecerá.

Si generalmente no tienes tiempo para cocinar cada día, puedes organizarte para cocinar durante el fin de semana toda la comida de la semana. De esta forma evitarás caer en lo fácil: la comida rápida o la comida preparada que son poco recomendables.

2 Ve caminando al trabajo

Está claro que no siempre es posible, pero si sí que lo es, aunque tu trabajo esté un poco lejos deberías hacerlo. Caminar reduce tu estrés considerablemente si lo comparamos con conducir y sobre todo es muy bueno para tu corazón.

En cuanto al ahorro, te ahorrarás una buena cantidad de gasolina a largo plazo. Además, quizá puedas deshacerte de tu coche y alquilar uno cuando necesites hacer un trayecto largo. Para muchas familias, tener un coche parado y solo utilizarlo en verano es un auténtico malgasto de dinero y mediante alquileres esporádicos podrían ahorrarse mucho dinero en mantenimiento y seguros.

3 Deja de fumar y de beber

Tanto el alcohol como el tabaco hacen poco bien a nuestro cuerpo. Especialmente el segundo. Si eres fumador, seguro que eres consciente de la gran cantidad de dinero que inviertes en empeorar tu salud. Si no te ves capaz de dejarlo, te merecerá la pena pedir ayuda profesional. Muy pronto amortizarás el dinero invertido en ella y comenzarás a ahorrar.

En cuanto al alcohol. Es cierto que la bebida social esporádica no te hará ningún mal. No se trata de que dejes de tomarte una copa de vino con las comidas, pero cuando salgas por ahí, puedes optar por bebidas más baratas. Lo más saludable y barato es el agua. Al principio tus conocidos pueden sorprenderse, pero muy pronto se acostumbrarán.

La salud es más barata de lo que pensamos

Como ves, llevar una vida saludable en muchos casos es más barato que no hacerlo, por no mencionar que te sentirás mucho mejor y mejorarás tu aspecto.

Si necesitabas una excusa para empezar a cuidarte un poco, ya la tienes, haciéndolo ahorrarás dinero.