6 consejos para evitar las estafas en los créditos rápidos

No es extraño que bancos y entidades de crédito avisen a sus clientes y potenciales clientes de que unos estafadores estaban utilizando un nombre similar a una de sus marcas comerciales de crédito para estafar a los usuarios.

El funcionamiento de este tipo de fraudes es muy sencillo. Se ofrece un crédito en unas condiciones muy ventajosas y luego se cobran unas comisiones por anticipado que en palabras de los estafadores son absolutamente necesarias para llevar a cabo el trámite de solicitud.

En Onlinecreditosespaña, podemos presumir de tener cierta experiencia tratando con las empresas de créditos rápidos y lo que tenemos muy claro es que la gran mayoría de las empresas serias no te piden nunca dinero por anticipado. Además creemos que es absurdo, ya que alguien que está buscando un crédito rápido generalmente es porque necesita efectivo, no pagarlo.

Por eso, cuando hacemos nuestra selección de empresas de confianza, nos aseguramos de que nunca pidan dinero por adelantado. Queremos que a través de nuestra web conozcas las empresas con el mejor servicio y eso incluye minimizar los pagos en la medida de lo posible.

En el fondo es una práctica muy habitual a otros timos conocidos, en los que se pueden poner en contacto contigo para ofrecerte un producto valioso que no habías pedido o un trabajo excesivamente bien remunerado, pero que requiere que pagues cierta formación.

Hay algunas claves que puedes comprobar para minimizar el riesgo de caer en un fraude.

En primer lugar, sospecha siempre de supuestas empresas que te contacten de forma proactiva, es decir, sin que tú les hayas dado antes tus datos, para ofrecerte algo excesivamente bueno.

En segundo lugar, nunca hagas pagos anticipados a no ser que estés seguro de con quién estás tratando.

Tercero, para informarte de con quién tratas, pídeles su número de identificación fiscal e introdúcelo en Google. Verás que es sencillo encontrar el registro de cualquier empresa en los boletines oficiales mercantiles.

Cuarto, pídeles un documento con los términos y condiciones de la relación contractual. La mayoría de los estafadores no se molestan en redactarlo. Aunque no porque te den un buen documento quiere decir que puedes cerrar los ojos y fiarte de todo lo que te digan.

Quinto, si es un préstamo rápido, comprueba que la empresa pertenece a la Asociación Española de Micropréstamos.

Y sexto, si dudas, simplemente no lo hagas. Las oportunidades demasiado bonitas no existen en el mundo real.

Conseguir dinero rápido hoy en día es muy sencillo, pero debes entender que tiene un precio. Si una empresa te ofrece unos intereses excepcionalmente bajos, es porque tu situación financiera es excelente, tienes un aval y les ofreces garantías de pago. Si no es así, seguramente estés buscando entre las empresas de créditos rápidos porque son mucho menos exigentes con sus requisitos, pero entonces debes asumir que el interés será más alto.

Intereses bajos y pocas exigencias, es una señal de alarma por la que empezar a sospechar, a no ser que haya una buena razón que lo explique.

Así que ya sabes, precaución. Y si quieres estar seguro de elegir una empresa lícita, consulta en nuestro formulario.