Dinero para las vacaciones de Semana Santa

Créditos Rápidos

Créditos Rápidos

Tras la vuelta al trabajo después del Año Nuevo, ha llegado el momento de mirar al futuro y planificar nuestras vacaciones de Semana Santa. ¿Para qué trabajar si después no se puede disfrutar del dinero? Aquí te damos algunos consejos, por si te estás planteando pedir un crédito online para las vacaciones de Semana Santa.

1) Comprueba si puedes permitírtelo

Pedir un crédito para unas vacaciones es un capricho, sin embargo, la vida sin caprichos puede ser muy triste. Tu responsabilidad es decidir si realmente puedes permitirte esas vacaciones.

El hecho de que no tengas liquidez ahora mismo, no es razón suficiente para decidir que no puedes permitírtelas, ya que puedes conseguir un crédito rápido con facilidad. Pero para ello, debes asegurarte de que luego vas a poder pagarlo sin problemas. En principio si cumples con los siguientes puntos, deberías poder permitírtelo:

  1. Tienes ingresos regulares
  2. El pago del crédito, y las otras deudas que ya tengas, supondrá menos de un 35% de tus ingresos
  3. Tu falta de liquidez actual se debe a un hecho concreto y no se ha prolongado en el largo plazo

2) Compara varias opciones

Haz una solicitud sin compromiso en varios prestamistas y compara lo que te ofrecen. Para empezar puedes usar nuestros prestamistas, pues todos ellos son seguros y ofrecen precios muy competitivos.

3) Haz un plan de pagos

Ahora que ya sabes que puedes permitírtelo y que tienes una idea de lo que te va a costar, tras haber comparado, es el momento de que calcules seriamente como vas a devolver el dinero.

  • ¿Vas a necesitar renunciar a algún otro gasto?
  • ¿Tienes que darte de baja de alguna suscripción?
  • ¿Prevés algún otro gasto extra en los próximos meses?
  • ¿Prevés algún ingreso extra en los próximos meses?

Con las deudas no hay que dar lugar a las sorpresas y es importante planificar la situación con papel y lápiz (o un Excel). No te conformes con tenerlo todo en tu cabeza, porque vero escrito te ayudará a darte cuenta de más detalles.

4) Si no salen las cuentas, opta por unas vacaciones más baratas

Llegado este momento hay dos opciones:

  1. Tienes muy claro que podrás devolver el crédito sin problemas
  2. No lo tienes tan claro

Si estás en el número 1, no hay problema, pero si estás en el 2 seguramente sea mejor que te replantees las vacaciones. Piensa que lo más importante es desconectar y disfrutar de tus seres queridos, quizá en vez de hacer un viaje transatlántico, debas conformarte con Europa, de tal forma que tenga un precio más bajo y que el crédito que necesites sea menor.

En todo caso, hay muchas formas de abaratar unas vacaciones. Desde buscar ofertas en los vuelos, hasta optar por alojamientos en webs colaborativas, en las que personas individuales acogen invitados por módicos precios. En muchas ocasiones, no se trata de descartar nuestros deseos, sino de adaptarnos un poco a nuestra realidad.

Así que ya lo sabes, disfruta de tus vacaciones y si necesitas financiamiento, utiliza nuestra web para ver las mejores opciones sin ningún tipo de compromiso y con total capacidad para decidir una vez veas las condiciones. Hazlo aquí.